Avisar de contenido inadecuado

Las transformaciones en el medio rural 1876-1886

{
}

Gianfranco Di Lascio

Guzmán Santana
 6°DER

 

Las transformaciones en el medio rural

 

INTRODUCCION

La “modernización” del país  son las transformaciones operadas en el Uruguay entre 1876-1903, que significaron la inserción   del país en  los mercados externos como productor de materias primas.

Este proceso coincide con la instauración de gobiernos militares (1876-1886 ) y la consagración de la estructura del Estado uruguayo, moderno y centralizado. Esos gobiernos aliados estrechamente con los grandes propietarios de tierras,  fomentaron  “el alambrado de los campos , consolidando así  la propiedad privada. Ello permitió la aceleración del mestizaje del ganado bovino y ovino, transformó la estancia cimarrona en una empresa capitalista y generó consecuencias sociales negativas como la desocupación.

El cambio más importante que introdujo Latorre a la campaña fue sin duda el Código Rural, en este se favorecía a los grandes estancieros y desfavorecía a los pequeños productores, ya que este código fue hecho por la Asociación Rural y puesto en práctica en marzo del  1976 por Lorenzo Latorre.

La legislación rural fue una de las características fundamentales de este proceso, con el objetivo de ordenar la campaña. En 1879 se impulsó una reforma del Código Rural, que recopiló todas las leyes vinculadas al campo y reafirmó el derecho de propiedad.

La propiedad de la tierra era rigurosamente definida y se buscaba la obtención de títulos perfectos sobre la misma; existía la obligación del deslinde y el amojonamiento; se pretendía eliminar al estanciero minifundista que aprovechaba el campo grande del vecino, facilitando el alambramiento e imponiendo fuertes multas a los propietarios de haciendas dispersas. La propiedad de la tierra era sin embargo, sólo un capítulo. La propiedad del ganado era su complemento ineludible.

En la nueva sección del Código titulada de estancias y a partir del artículo 692 se encuentra el meollo de La reforma de 1879. 1) Se declaraban medianeros todos los cercos de estancia que existieran o que en adelante se construyesen por los límites de la propiedad, con excepción delos que daban su frente a los caminos; II) En el cerco construido por un propietario, sus linderos quedaba obligados a reconocer la medianería, entrando a la parte que les correspondiese abonar.

 

Otra de las transformaciones impedía pagar para evitar la cárcel a los responsables de abigeato.

 Además del Código  se crearon la Oficina de Marcas y Señales con la intención de asegurar la propiedad de ganados y la “ley de fuga” que  decía que si alguien irrumpía en tu propiedad privada podias defenderla usando armas de fuego o  cualquier otra arma, esta era una estrategia para que de a poco vayan exterminando a los gauchos.

 

 

CAUSAS de la

rápida adopción del alambrado:

 

Las ventajas que el alambrado le proporcionaba al estanciero eran múltiples. En primer lugar, fijaba con claridad el límite de la tierra que cada uno poseía, el cual fue un hecho fundamental en una época donde la indefinición de la propiedad era la regla y las peleas  por ello resultaban múltiples.  Ahorraba mano de obra, porque ya no se necesitaba gente para recoger la hacienda dispersa o  parar rodeo, lo que permitía ahorrar salarios.

 Uno de los males más importantes que afrontaban los estancieros  era la conocida “disparada” de los animales asustados, o la dispersión de estos provocado por la sequias continuas. El alambrado lo curaba radicalmente. Salía más barato el hecho de él alambra miento ya que los animales escapaban en busca de mejores condiciones, o aguadas.

El refinamiento del ovino y el cercamiento de los campos fueron dos procesos que se desarrollaron paralelamente. El mismo resultado tenía para el bovino. Por otro lado, el alambrado constituía una valla impuesta a las recorridas ajenas del campo. Cualquiera podía cruzarlo, espantando al ganado, dificultando su engorde, y en más de una ocasión, cuereando algún animal alejado. Desde este punto de vista, el cerco significó ponerle puertas al campo, custodiarlo mejor, asegurar los bienes que contenía. Trajo consigo una afirmación de la propiedad: ello explica que todos los estancieros tradicionalistas y progresistas, lo hayan adoptado velozmente.

Si bien el costo del alambrado fue bajando, las primeras inversiones fueron bastante altas superando en 1874 a la tercera parte del valor de la tierra. Luego, gracias a la medianería forzosa, su costo bajo de manera favorable para el beneficio del gran propietario.

 

 

CONSECUENCIAS

 

Las consecuencias económicas del alambrado. Después del ovino, el alambrado fue el segundo elemento transformador de la estructura económica rural 

En lo relativo a la cruza, el papel del alambre es clarísimo; pero también va a crear un nuevo tipo de trabajo con el ganado: el engorde calculado de los animales para venderlos en los meses en que la hacienda es escasa y el consumo encuentra dificultades para proveerse por el alambrado hasta tal punto que se puede sostener que el alambre eliminó el minifundio ganadero, y aún muchos medianos propietarios se vieron obligados a vender sus tierras por el costo del cercado.

En este momento lo más importante sería que el alambre, al delimitar la propiedad, marcar la tierra, fijar la posesión, llevó fatalmente a la consolidación del latifundio y de la sociedad tradicional. Ambos, pero sobre todo el primero, fueron obstáculos insalvables para la creación de un desarrollo económico rural viable

Consecuencias sociales del alambrado.

A medida que avanzaba la década de 1870 y con ella el crecimiento, los peones, agregados y puesteros iban quedando fuera de las estancias, y arrastrando su miseria por los suburbios de los pueblos del interior. El alambre eliminó todo ese trabajo: el ganado que no se podía escapar, ni se podía mezclar, ni se podía perder. Muchos peones fueron despedidos .También fueron despedidos los agregados y expulsados  los agregados que ya no tenían en que ocuparse, fue visto como una medida ineludible de racionalización del trabajo y ahorro . Pero todavía hay un tercer sector de perjudicados por el alambramiento: los pequeños poseedores que residían en los límites indefinidos de las grandes estancias, viviendo un poco sobre cada una, y pastoreando así sus escasos animales. Al tenderse el cerco, el linde se fijó con absoluta precisión; ya no quedaron terrenos indefinidos, ya no hubo donde asentarse. A lado de estos grupos de desplazados, hay que ubicar, además, a los pequeños y medianos propietarios, que, tarde o temprano, tuvieron que vender .

 

Nuestros criollos desplazados, sin posibilidades de inserción en la vida activa del país, quedaron en el campo, incultos, desunidos, inconscientes de su pésima situación social, inhabilitados por el medio para comprenderla y reaccionar. Quedaron doblemente marginados: no sólo de la estancia, sino también del país, fuera de su función económica, fuera de su esfuerzo para el progreso, fuera de todos los beneficios, que éste podía aparejar.

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Las transformaciones en el medio rural 1876-1886

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre